educatica!

educación, informática y demás

Redes de computadores

Redes NAT con VirtualBox. Práctica de conexión de equipos. Paso 1

Vamos a configurar una red NAT en VirtualBox para poder conectar sistemas invitados dentro de nuestro sistema anfitrión utilizando una red interna común con salida a Internet.

¿Qué es una red NAT?

En VirtualBox podemos conectar las interfaces de red virtuales de una máquina virtual a distintos tipos de redes.

En función del tipo de red al que nos conectemos, VirtualBox nos dará una red con unos servicios u otros. Ahora mismo nos vamos a centrar en Red NAT y en sus características.

Una red NAT es una red que creará VirtualBox que permite compartir dicha red con varias máquinas virtuales de este sistema anfitrión. Además, VirtualBox en este tipo de red va a proporcionar una puerta de enlace con salida a Internet en la dirección de host número 1 de la red. Además, VirtualBox proporcionará un servidor DHCP para dicha red de forma que los equipos conectados a la red pueden obtener automáticamente información de configuración de red.

La mejor forma de comprender todo esto es usándolo, así que vamos a ello. Tomemos nuestra máquina virtual de XUbuntu para conectarla a una red NAT, pero antes de esto tendremos que crear una nueva red NAT a través de la que vamos a conectar varias máquinas virtuales.

Creando una nueva red NAT

En el menú de VirtualBox seleccionamos Archivo Preferencias

En el panel de red

Seleccionamos Agregar una nueva red NAT.

Una vez creada la red NAT la vamos a configurar haciendo doble clic sobre la red o pulsando el botón de configuración.

Configurando nuestras máquinas virtuales

Vamos a configurar las interfaces de red virtuales de las máquinas virtuales que queramos conectar entre sí a través de la red NAT EducaticaNet.

Comencemos por XUbuntu 20.04.

Tenemos que aceptar el cambio

Ahora vamos a hacer lo mismo pero con una máquina virtual con S.O. Windows.

Ahora vamos a lanzar la máquina virtual de XUbuntu y vamos a ver qué dirección IP se ha asignado a través de DHCP.

Ahora vamos a lanzar la máquina virtual de Windows.

Automáticamente Windows detecta que nos hemos conectado a una nueva red y nos solicita la Ubicación de la misma para configurar los permisos de acceso de manera automática. Seleccionamos o red doméstica o red de trabajo, esta última en nuestro caso.

Vamos a comprobar que hay conexión entre los dos equipos. Para ello utilzaremos la herramienta ping. Vamos a mandar un ping desde el equipo con Windows al equipo con GNU/Linux.

Ahora desde GNU/Linux a Windows.

¿Y esto, para qué?

Con todo esto hemos creado y configurado una «infraestructura de red virtual», es decir una simulación de red física, con una configuración lógica: 192.168.100.0/24 a la que se pueden conectar equipos virtuales para interconectarse y compartir información y recursos.

Despu´és hemos conectado físicamente dos máquinas virtuales distintas a dicha red, conectando sus interfaces de red virtuales a la misma red Nat. Por último, hemos configurado lógicamente, usando las herramientas de cada sistema operativo, estas interfaces de red a la red NAT creada. En realidad, este último paso ha sido muy sencillo puesto que la configuración de las interfaces de red ha sido automática, puesto que se está utilizando DHCP para configurar automáticamente los parámetros de red.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén