educatica!

educación, informática y demás

Clases de informática, Informática, Sistemas operativos

Instalando un Sistema Dual desde cero

En este caso práctico vamos a utilizar un live-CD para crear particiones en una unidad de disco duro.

Lo primero que vamos a hacer es descargar la ISO de Gparted Live. Enlace de descarga de la ISO de 64 bits.

GPARTED es una herramienta de particionado con licencia de Software Libre. Con esta herramienta podemos crear, modificar y eliminar particiones de una memoria secundaria o auxiliar con una interfaz gráfica de usuario.

Lanzando gparted

Creando particiones

Vamos a crear las siguientes particiones en nuestro disco duro de 50 GB.

  1. Partición para sistema windows. NTFS 500 MB.
  2. Partición para sistema windows. NTFS 5 GB
  3. Partición para sistema GNU/Linux. ext4 8 GB
  4. Partición para swap GNU/Linux. swap. 2GB
  5. Partición para datos Windows. NTFS 10 GB
  6. Partición para datos GNU/Linux ext4 8 GB
  7. Partición para datos. FAT32. 10 GB

Nos pide que saquemos el CD

Lanzando de nuevo el sistema

Si tratamos de encender el sistema informático, no ejecutará nada.

El disco duro tiene MBR válido, puesto que lo acabamos de crear. No obstante, no tiene instalado ningún programa de arranque puesto que no hemos instalado ningún sistema operativo.

El programa de arranque es un programa que se encarga de ejecutar el sistema operativo que lo instaló y que se habrá instalado en el sistema. Como no hemos instalado ningún sistema operativo, no hay programa de arranque.

Instalando Windows

Vamos a instalar Windows en nuestra máquina virtual aprovechando las particiones que hay creadas.

Al insertar el CD de instalación de Windows en la unidad óptica, cuando arrancamos el sistema informático éste ejecuta dicho programa de instalación. Esto es así puesto que en la lista ordenada de aranque aparece la unidad de CD antes que el disco duro.

No nos cabe Windows en ninguna de las particiones creadas… tendremos que eliminar particiones y volver a crear, al menos una partición para Windows.

¡Error!

Oh, Dios mio!!! Un error!!! Cuando nos de un error cualquier aplicación lo que tenemos que hacer es leer y entender el mensaje de error que nos está dando.

VirtualBox ha detenido la instalación de Windows porque ha encontrado un problema: no hay espacio en disco. El problema es que el disco duro, el sistema de ficheros donde estamos guardando el fichero del disco duro virtual, de la máquina anfitriona (es decir, la máquina real) no tiene espacio libre.

Tenemos que «hacer sitio» en el disco duro antes de continuar. La buena noticia es que una vez hayamos conseguido liberar espacio podemos continuar con el proceso de instalación como si nada hubiera ocurrido.

En mi caso, el problema está provocado por la cantidad de máquinas virtuales que tengo instaladas, muchas de ellas ya sin utilizar. Así que vamos a borrarlas.

Las seleccionamos en la interfaz de usuario de VirtualBox y con el botón secundario – derecho habitualmente – mostramos el menú contextual dónde seleccionamos eliminar.

Una vez hemos liberado espacio en el sistema de ficheros anfitrión, continuamos con la instalación.

Sigue al instalación como si no hubiera pasado nada.

El resto de la configuración seleccionamos configurar más tarde la configuración de actualizaciones y seguridad y red de trabajo.

Instalación completada!

Una vez se haya instalado el Sistema Operativo, se habrá instalado un programa de arranque en el MBR de la unidad de disco duro donde hayamos instalado Windows.

Este programa de arranque ha sido instalado por el propio instalador de Windows en el proceso de instalación. Por tanto, conoce perfectamente dónde está el sistema operativo y cómo ejecutarlo.

Todos los ficheros necesarios para que el Sistema Operativo funcione están instalados en nuestro disco duro, tanto en la partición de arranque como en la de sistema. Windows 7/8/10 utilizan dos particiones, una de menor capacidad – entre 100 y 500 MB dependiendo de la versión de Windows – de arranque y otra con el sistema operativo.

Para ver las particiones que se han creado, podríamos pensar en utilizar el explorador de Windows. No obstante, desde el explorador de Windows – que es la herramienta de sistema que incluye windows para navegar por sistemas de ficheros – no vamos a poder observar la partición de arranque. Esta partición es una partición especial de sistema.

Para ello, tenemos que utilizar la herramienta administrativa Administración de equipos.

En Administración de equipos seleccionamos Administración de disco, donde podemos observar que existe una partición, de 100MB en este caso, que no tiene asignada unidad lógica.

¿Qué es una unidad lógica?

Windows identifica los sistemas de ficheros, particiones con sistema de ficheros, accesibles por los usuarios con una unidad lógica que se representa con una letra mayúscula seguida por el separador :.

Por ejemplo, todos estamos acostumbrados a ver la unidad lógica C:. Las unidades lógicas se comenzaron a nombrar por la letra A, que estaba asociada a la unidad de disquete. La B, se asoció a la segunda unidad de disquete de los PC. La unidad C se asignó a la partición principal del primer disco duro. Actualmente, A y B no se suelen asignar a ninguna partición y se comienza en la unidad C:

La partición de arranque no tiene asignada unidad lógica puesto que es una partición de sistema y no interesa que los usuarios puedan acceder, ni siquiera que la conozcan.

Arranque del sistema

Si apagamos el sistema y lo volvemos a encender, se lanzara Windows como es lógico.

Ya hemos explicado cómo se ha instalado el programa de arranque de Windows encargado de ejecutarlo.

Vamos a ver que pasa cuando lanzamos el sistema.

Este mensaje nos está saliendo porque se ha lanzado el programa de instalación de Windows.

¿Por qué antes no salía? porque el instalador no detectaba ningún Windows en el sistema. Ahora detecta que hay una instalación de Windows y no tiene claro de si realmente el usuario quiere lanzar el instalador o es que ha olvidado sacar el CD/DVD de la unidad.

Si queremos arrancar Windows, no pulsmos ninguna tecla y después sacamos el CD/DVD de la unidad

De hecho, vamos a sacar el DVD de instalación de la unidad óptica y vamos a ver que pasa.

Ahora reiniciamos la máquina para comprobar como se ejecuta directamente el programa de arranque de Windows que está instalado en el MBR del único disco duro.

Instalando otro sistema operativo

Como tenemos sitio en el disco duro, hemos pensado que es buena idea sacar partido de esta máquina instalando otro sistema operativo. En este caso, vamos a instalar GNU/Linux xubuntu.

Podemos descargarla del Mirror Frances. Mirror en inglés significa espejo y un espejo nos devuelve un reflejo de la realidad… esto que suena tan poético realmente es un simil que nos dice que en un servidor espejo lo que nos encontramos es una copia del servidor principal en cuanto a contenido. Es decir, para distribuir software, en este caso un S.O., se proporcionan distintos servidores desde los que bajarse dicho software. ¿Cuál elegimos? el más rápido, que será posiblemente el que esté geográficamente más cerca de nosotros.

Una vez descargada la imagen ISO del DVD de instalación lo insertamos en la unidad óptica virtual de la máquina virtual.

Aunque estamos seguros de que se va a ejecutar el instalador antes que el sistema operativo, porque es lo que ha pasado antes, podemos comprobar que en el orden de arranque de nuestra máquina aparece primero la únidad óptica antes que la unidad de disco.

Estamos seguros de que se ejecutará el programa de arranque de la unidad óptica antes que la del disco duro.

Instalando xubuntu

Lo primero que hace el instalador es autocomprobar que está correcto.

El asistente nos da la opción de probar este sistema operativo antes de instalarlo o bien, si lo tenemos claro, instalarlo directamente que es mi caso.

Se recomienda, en una instalación real, instalar las actualizaciones y el software de terceros. No obstante, como esto es una práctica con fines académicos – y tenemos prisa – vamos a desmarcar estas casillas.

Una vez instalado el sistema, cuando reiniciamos el equipo se ejecuta el programa de arranque, pero en este caso algo ha cambiado…

Gestor de arranque GRUB 2

Al instalar xubuntu el instalador se ha encargado de configurar e instalar un programa de arranque especial, un gestor de arranque. Este tipo de programa de arranque permite elegir al usuario entre varias opciones de arranque del sisstema. En nuestro caso, como tenemos instalado Windows y una distribución de GNU/Linux el gestor de arranque permite al usuario elegir con qué sistema operativo quiere trabajar.

Realmente lo que ha pasado al iniciar el sistema, pulsando el botón de encendido, es que la BIOS ha ejecutado el programa de arranque que está almacenado en el MBR del único disco duro. La diferencia está en que al instalar xubuntu se ha instalado un nuevo programa de arranque, que en este caso es un gestor de arranque (nos permite elegir varias opciones de inicio de sistema operativo).

El programa de arranque de Windows lanzaba Windows y no preguntaba nada, no daba opciones. En este caso, el gestor de arranque si permite elegir entre varias opciones en un menú en modo texto.

Iniciando XUbuntu

Vamos a seleccionar xubuntu y a ver que pinta tiene el sistema.

Vamos a probar a lanzar el navegador de sistemas de ficheros de xubuntu. Para eso hacemos clic en el icono Carpeta personal que está en el escritorio.

Se lanza el navegador de sistemas de ficheros – Administrador de archivos. Esta aplicación es similar al Explorador de Windows. Nos permite explorar los sistemas de ficheros conectados a nuestro sistema informático.

Sistemas de ficheros creados en Windows.

Desde GNU/Linux se puede acceder a los sistemas de ficheros de Microsoft.

Desde GNU/Linux podemos acceder a los sistemas de ficheros nativos de Windows. Hemos creado un directorio desde aqui.

Vamos a acceder a nuestro directorio personal, es decir el directorio del usuario actual, alumno. Este directorio, al igual que en Windows con el perfil del usuario, es un directorio que pertenece a este usuario y puede almacenar lo que quiera.

En este directorio vamos a crear un directorio llamado sistemas.

Vamos a entrar en Windows, así que tenemos que reiniciar la máquina.

Iniciando Windows 10

Si queremos iniciar el sistema operativo Windows 10 tan solo tenemos que seleccionarlo en el menú.

Entramos con la cuenta de alumno en Windows 10.

Vamos a lanzar el explorador de Windows utilizando el acelerador de teclado WND+E. Nos vamos a Este equipo para mostrar las unidades lógicas disponibles en el sistema.

¡No aparecen las unidades lógicas de GNU/Linux xubuntu!. Esto es así porque Microsoft decidió no incluir en sus gestor de sistemas de ficheros soporte para los sistemas de ficheros de GNU/Linux ext2/ext3/ext4. De hecho, la políttica de Microsoft es solo utilizar sus sistemas de ficheros.

Sin embargo las particiones están ahí. Para ver las particiones en los discos vamos a utilizar la herramienta administrativa administración de equipos.

La opción más directa es hacer clic con el botón secundario sobre el botón de Windows y seleccionar la opción de Administración de equipos.

En la interfaz de usuario de la herramienta Administración de equipos seleccionamos, dentro de Almacenamiento, Administración de discos.

Si nos fijamos, se muestran las particiones que hemos creado al instalar xubuntu, pero no podemos acceder a ellas.. no tienen asignada unidad lógica.

No aparece sistema de ficheros en las particiones de GNU/Linux. Es más, la única operación que nos permite realizar es eliminar la partición.

Si accedemos a C:\ usando el explorador de windows…

El directorio que hemos creado desde xubuntu está en la partición dónde está instalado el sistema operativo Windows. Es decir, desde GNU/Linux tenemos acceso a los sistemas de ficheros de Windows (FAT y NTFS).

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén